El Día de las Madres conllevó a una importante reactivación de la economía para los prestadores de servicios en el centro de Hermosillo.

El arreglo personal, un buen corte de cabello y peinado, una buena prenda a utilizar, zapatos que hagan juego, hoy son parte importante del festejo del día de madres, así se observó en el centro de Hermosillo. 

 

Una celebración emotiva, pero que conlleva una importante reactivación de la economía para los diferentes prestadores de servicios.

 

“Un incremento del 100 por ciento, igual a las que teníamos en el 2019; y los comercios, o prestadores de servicios que se ven beneficiados sin lugar a duda son las florerías, son los restaurantes, son los accesorios, son las pastelerías, venta de ropa y calzado.” Mencionó Martín Humberto Salazar Zazueta, presidente de Canacope.

 

El día de la madre, es una fecha que no pasa desapercibida, por ello, hay quienes se ocupan por demostrar con un detalle el amor a la persona que les dio la vida, o simplemente a la amiga o a las mujeres de la familia que son mamás.

 

“Es una ocasión especial, es un detallito para mis hijas, mi hermana, mi mamá ya fallecida, pero una florecita; es una fecha especial, en la que uno tiene que estar, aunque sea un abrazo, que no pasen desapercibidas estas fechas.” Comentó Rita, madre de familia.

 

Los arreglos florales, son uno de los detalles que más demanda se tiene, así como comenta Mary, quien tiene años como vendedora, y es que, las madres ya fallecidas también son recordadas.

 

“Se ha vendido un poquito de todo, han llevado muchos arreglos y coronas, la mayoría de la gente dice que van a ir mañana al panteón; y arreglitos con tacitas también han llevado bastante.” Indicó Mary Sandoval, comerciante.