Se presenta iniciativa de reforma para que no se interrumpa el procedimiento de adopción cuando uno de los adoptantes fallezca.

Para garantizar que no se interrumpa el procedimiento de adopción aun cuando los adoptantes o uno de ellos fallezca, en Sonora se busca instituir la adopción post mortem mediante una iniciativa de reforma al código de familia, que presentó el diputado Jacobo Mendoza.

 

El legislador explicó que esta iniciativa fue motivada por un caso de una familia que en el proceso de adopción uno de los cónyuges falleció y no pudieron concluir los trámites, una lucha que aun continua, sin embargo, en esta misma situación se encuentra un número mayor de adoptantes.

 

El diputado Jacobo Mendoza mencionó: “Busca introducir la figura de adopción post mortem al código de familia para que puedan los padres que estén en proceso de adopción que hayan manifestado su voluntad de adoptar y en el proceso de trámite, lamentablemente alguno de los padres fallezca, papá o mamá, pueda terminar el trámite.”

 

La propuesta también protege a todos aquellos menores que se encuentran sujetos a un juicio de adopción y que durante el procedimiento cumplen su mayoría de edad.

 

La iniciativa fue enviada a la comisión de justicia y derechos humanos para su dictamen.