Al Minuto

Avanza Fiscalía investigación por posible maltrato animal en Hermosillo

Hermosillo, Sonora, diciembre 17 de 2018.- Para esclarecer un posible caso de maltrato animal, el Agente del Ministerio Público Especializado en Abigeato y Maltrato Animal, Licenciado Jorge Cano Aguirre, de la Fiscalía General de Justicia del Estado (FGJE), en coordinación con vecinos y asociaciones civiles protectoras de animales, indagan sobre los hechos ocurridos el pasado sábado donde un perro fue encontrado pendiendo del cableado público.

Cerca de las 14:25 horas del día 15 de diciembre, se tuvo conocimiento de que en las calles del condominio San Pablo un cachorro colgaba del cableado, por lo que personal de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal (AMIC) se abocó al lugar, a quienes testigos informaron que el probable responsable de los hechos era de un menor de edad.

Al arribar los elementos ya no se encontraba el animal, pero testigos aseguraron que sí se había dado el hecho por lo que el Agente del Ministerio Público, Cano Aguirre, ordenó a los agentes que procedieran a iniciar la investigación y recabar declaraciones de los testigos y vecinos del lugar.

Al lugar llegó personal de la Asociación Pata de Perro, quienes informaron que un vecino fue quien bajó al animal y lo sepultó, pero que no se encontraba y tampoco tenían conocimiento a dónde pudo trasladar el cuerpo.

Dado que es de suma importancia para la investigación, personal de la FGJE se encuentra trabajando para dar con el paradero del cuerpo del animal ya que la línea de investigación depende de la necropsia.

“Es verdaderamente importante encontrarlo para que se le realicen los estudios de la necropsia; este estudio nos va a determinar la causa de la muerte, puede darse el caso de que el animal cuando fue expuesto en la vía pública, pendiendo de cableado, ya estuviera sin vida; la situación cambiaría completamente porque ya no habría crueldad animal”, expresó Jorge Cano Aguirre.

Existe una permanente comunicación con las asociaciones protectoras de animales, sostuvo Cano Aguirre, a fin de continuar trabajando en colaboración Gobierno y sociedad para que el delito de maltrato animal no siga ocurriendo, y en su caso sancionar a quién lo comete.

El Código Penal para el Estado de Sonora establece que la crueldad animal que cause la muerte tiene una penalidad de 3 a 6 años de prisión y una multa de 200 a 400 unidades.