Se va a buscar justicia a Palacio Nacional

Por: Marcela Sobarzo Lara

El reclamo de una madre llega hasta Palacio Nacional, para pedir justicia para su hijo, Omar, quien recibió un balazo al intentar cruzar a Estados Unidos por Sonoyta, Sonora, y actualmente, se encuentra preso en el Cefereso 11 de Hermosillo.

Ella sola, junto a una lona que explica detalladamente los hechos y una casa de acampar, la señora Isabel Moreno Ibarra, realiza un plantón en el Zócalo Capitalino, clamando justicia al Presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO), ya que asegura a su hijo le disparó un elemento de la Sedena y le fabricaron pruebas, además de seguir con problemas severos de salud.

“Los militares le dieron el balazo por la espalda, el cual tuvo consecuencias graves, él estuvo dos meses en el hospital, las heridas le maduraron, y así se fue al Cefereso, con las heridas abiertas, cuando maduran no cierran bien, trae colostomía, es por eso que estoy pidiendo por su salud, y por su situación legal”, mencionó Moreno Ibarra.

Después de buscar salud y justicia para Omar en Sonora,  y luego de vender todo lo que tenían, decidió viajar a la Ciudad de México para ser escuchada; ya ha recibido respuestas, incluso otras de sus hijas entregaron expediente al Presidente de la República en su pasada gira por el estado.

“Él ya iba en su carro, y mis hijas tenían cartulinas con los hechos, entonces él se paró (AMLO), las atendió, otra persona quiso agarrar el sobre, y le dijeron que no, que era personal para el Presidente, hablaron con él, y mi hija le explicó y el Presidente les dijo que lo aceptaba y que esto no se iba a quedar así, y que sería el Secretario de Sedena, se va a encargar de ello”, detalló la mamá de Omar Ulices.

En la Ciudad de México, donde abundan las protestas, Isabel lo que pide es que se analice el expediente para que se vea que a Omar ni siquiera se le leyeron sus derechos, le fabricaron pruebas al “plantarle” armas y desconocía las imputaciones. Isabel permanecerá frente a Palacio Nacional hasta que su hijo tenga justicia.

“Él (Omar) es inocente,  y no lo digo yo, sino porque las pruebas están”, dijo con firmeza.

El ahora detenido, es un joven trabajador, padre de familia, que se dedica a la cocina, y su mamá platicó que la actual pandemia lo hizo ir a buscar el sueño americano.