Redes Sociales

Internacional

Multa de casi USD 355 millones a Trump en Nueva York

Publicado

el

Un juez de Nueva York anunció este viernes una multa al expresidente Donald Trump de casi 355 millones de dólares y lo inhabilitó para dirigir negocios durante tres años, según el fallo.

«Por la presente, el Tribunal prohíbe a Donald Trump… ejercer como funcionario o director de cualquier corporación de Nueva York u otra entidad legal en Nueva York durante un periodo de tres años», escribió el juez Arthur Engoron en su sentencia, ordenando a Trump, a sus hijos y a la empresa familiar, el conglomerado Trump Organization, el pago de 354.868.768 dólares.

Donald Trump, que busca volver a la Casa Blanca en los comicios de noviembre, y dos de sus hijos -Donald Trump Jr y Eric Trump- comparecieron en un largo proceso civil de octubre a enero, acusados de haber inflado el valor de los activos de su imperio familiar, la Trump Organization.

«Su total falta de contrición y remordimiento roza lo patológico. Sólo se les acusa de inflar el valor de los activos para ganar más dinero», dice el juez Engoron en su fallo, en el que asegura que «los acusados son incapaces de admitir su error».

«En su lugar, adoptan una postura de ‘no ver el mal, no oír el mal, no hablar el mal’ que las pruebas desmienten», agrega.

Con este fallo, el «tribunal pretende proteger la integridad del mercado financiero y, por tanto, al público en su conjunto», sostiene el juez.

La fiscal general del estado de Nueva York, Letitia James, una demócrata electa que presentó una demanda civil en 2022 alegando fraude financiero contra los miembros de la familia Trump acusados, reclamaba 370 millones de dólares por daños y perjuicios

Esta multa se suma a los más de 80 millones de dólares que otro tribunal recientemente condenó a Trump a pagar por difamación a una escritora que lo acusó de violarla en la década de los 90.

– «Fraudes repetidos» –

Trump padre e hijos estaban acusados de haber inflado el valor de rascacielos, hoteles de lujo y campos de golf en todo el mundo durante la década de 2010, en el seno de la Organización Trump, con el fin de obtener préstamos más favorables de los bancos y mejores condiciones de seguro.

Algunos activos, como la Torre Trump en la 5ª Avenida de Manhattan, son emblemáticos del éxito del hombre de negocios que entró en política a costa de su imagen de constructor inmobiliario de éxito.

Incluso antes del juicio el juez Engoron, con quien Donald Trump mantiene una pésima relación, había dictaminado que se había cometido fraude.

El juez consideró que la fiscal general James presentó «pruebas concluyentes de que, entre 2014 y 2021, los acusados (habían) sobrestimado los activos» del grupo en «812 millones de dólares (a) 2.200 millones de dólares», según el año.

Como consecuencia del «fraude reiterado», el juez ordenó a finales de septiembre la liquidación de las empresas que gestionaban esos activos, como la Torre Trump y el rascacielos neogótico del número 40 de Wall Street, que pronto cumplirá 100 años y en cuyo vestíbulo Donald Trump ha dado algunas de sus ruedas de prensa tras las vistas del juicio. El magnate apeló la decisión.

El republicano de 77 años considera que los diferentes procesos que enfrenta en varios estados son «una caza de brujas» destinada a evitar su anhelado regreso a la Casa Blanca después de perder contra el demócrata Joe Biden en 2020.

Y ha calificado el juicio de «digno de una república bananera».

Sus abogados critican que se trata de un caso jurídicamente vacío.

A diferencia de los juicios penales de este año -como el fijado para el jueves 25 de marzo por pagos para silenciar a una estrella del porno-, y que llevarán al banquillo por primera vez a un expresidente, Donald Trump no se enfrenta a penas de cárcel en este caso civil.

AFP/

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Internacional

La filosofía de la integridad

Publicado

el

En un mundo lleno de distracciones y tentaciones, la integridad se erige como una cualidad esencial para vivir una vida significativa y auténtica. Ser íntegro implica mantener un compromiso inquebrantable con los principios y valores que guían nuestras acciones y decisiones diarias.

La integridad no es solo una cuestión de comportamiento público, sino también una forma de ser en lo más profundo de nuestro ser. Se trata de vivir en congruencia con nuestras creencias y valores, incluso cuando nadie nos esté observando. Es la coherencia entre lo que decimos, lo que hacemos y lo que realmente somos.

En un mundo donde la tentación de sacrificar nuestros principios por conveniencia o ganancia personal es constante, la integridad se convierte en un faro que nos guía a través de la oscuridad moral. Es el cimiento sobre el cual construimos relaciones sólidas y duraderas, basadas en la confianza mutua y el respeto.

Ser íntegro no siempre es fácil. A menudo enfrentamos desafíos y pruebas que ponen a prueba nuestra fortaleza moral. Sin embargo, es precisamente en esos momentos de adversidad donde nuestra integridad se pone a prueba y se fortalece.

La integridad es un viaje continuo de autoconocimiento y crecimiento personal. Requiere introspección honesta y un compromiso constante de mejorar como individuos. Significa reconocer nuestras fallas y aprender de ellas, en lugar de ocultarlas o justificarlas.

En última instancia, la integridad no es solo una opción, sino un imperativo moral. Es la piedra angular de una vida bien vivida y una sociedad justa y equitativa. Nos desafía a elevarnos por encima de nuestras debilidades y a convertirnos en la mejor versión de nosotros mismos, para el beneficio de nosotros mismos y de quienes nos rodean. En un mundo donde la integridad a menudo parece estar en declive, es más importante que nunca aferrarse a este valor fundamental y vivir de acuerdo con él, cada día y en cada acción.

Continuar Leyendo

Internacional

El petróleo en un máximo en 5 meses por tensión en Medio Oriente

Publicado

el

Los precios del petróleo treparon el martes a un máximo desde fines de octubre, en un contexto de preocupación por el suministro.

El ataque mortal atribuido a Israel contra el consulado de Irán en Siria, que dejó al menos 13 fallecidos, hace temer una respuesta iraní.

Así, el barril de Brent del mar del Norte para entrega en junio ganó 1,71% a 88,92 dólares luego de rozar los 90 dólares.

En tanto el West Texas Intermediate (WTI) para mayo subió 1,72% a 85,15 dólares.

«Hasta ahora el mercado había de algún modo ignorado los riesgos geopolíticos pero ahora realmente les presta atención», indicó Bill O’Grady, de Confluence Investment, luego del ataque en Siria.

El bombardeo de la sección consular de Teherán en Damasco mató el lunes a 13 personas, entre ellas el oficial iraní de mayor rango en Siria, Mohamad Reza Zahedi, y seis miembros de la Guardia Revolucionaria de la República Islámica.

La subida del petróleo es concordante con la disparada de las materias primas, en particular del oro, un valor refugio al que los inversores acuden en momentos de tensión y que alcanzó un nuevo récord este martes.

«Lo que hace subir el precio del petróleo», matiza Bjarne Schieldrop, analista de Seb, «es un mercado tenso por el débil crecimiento de la producción estadounidense de petróleo de esquisto y la firmeza de la Opep+ (la OPEP y sus aliados, ndlr)» sobre sus recortes de producción.

Para este analista, estos factores podrían llevar «a una caída de stocks», y sostienen por lo tanto los precios del oro negro.

AFP/

Continuar Leyendo

Internacional

Bombardeo israelí mata a 7 Guardianes de la Revolución iraní

Publicado

el

Un bombardeo israelí destruyó este lunes un anexo de la embajada de Irán en Siria y mató a por lo menos once personas, entre ellas siete miembros de los Guardianes de la Revolución islámica, incluidos dos altos mandos.

El ejército ideológico de la República Islámica de Irán condenó el ataque y confirmó en un comunicado que siete de sus miembros, entre ellos dos altos mandos de la Fuerza Qods -su brazo de operaciones exteriores- Mohamad Reza Zahedi y Mohammad Hadi Haji Rahimi, se encontraban entre las víctimas.

Las autoridades de Teherán prometieron responder de manera «decisiva» a este ataque sin precedentes contra un edificio diplomático iraní en Siria, donde Irán y sus aliados -enemigos de Israel- apoyan al gobierno de Bashar al Asad.

«El ataque destruyó todo el edificio, matando e hiriendo a todos los que estaban dentro, y se está trabajando para recuperar los cuerpos y rescatar a los heridos de entre los escombros», afirmó el Ministerio sirio de Defensa mientras en el lugar, los servicios de emergencia buscaban víctimas bajo los restos y sonaban las sirenas.

Las fuerzas de seguridad acordonaron el perímetro ante una multitud de curiosos que se agolpaban cerca de vehículos calcinados.

Un periodista de AFP constató que el bombardeo sólo dejó en pie la puerta del edificio, con un cartel que mencionaba «la sección consular de la embajada de Irán».

El embajador iraní en Siria, Hossein Akbari, quien resultó ileso, aseguró a la televisión estatal iraní que el ataque se realizó con «aviones de combate F-35 y seis misiles».

Preguntado por la incursión en una rueda de prensa en Israel, el portavoz del ejército israelí, el contralmirante Daniel Hagari, respondió que «no comentaba las informaciones de la prensa extranjera».

Desde el inicio el 7 de octubre de la guerra entre Israel y Hamás en la Franja de Gaza, ha ido creciendo el temor a que el conflicto adquiera una dimensión regional.

Israel ha intensificado los ataques contra otros grupos vinculados a este movimiento islamista palestino y como él respaldados por Irán.

– «Respuesta seria» –

También la televisión estatal iraní informó que entre los muertos estaba el general de brigada Mohamad Reza Zahedi, de 63 años y uno de los altos mandos de la Fuerza Quds, el brazo de operaciones exteriores de los Guardianes de la Revolución.

El Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), oenegé con sede en el Reino Unido que cuenta con una amplia red de informantes sobre el terreno en Siria, afirmó que al menos 11 personas murieron en el bombardeo.

«Ocho iraníes, dos sirios y un libanés, todos ellos combatientes, ningún civil», declaró a AFP Rami Abdel Rahman, que dirige la oenegé.

El ministro iraní de Relaciones Exteriores, Hossein Amir Abdollahian, imputó el ataque a Israel y pidió una «respuesta seria de la comunidad internacional», según un comunicado del ministerio.

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, «perdió completamente el equilibrio mental debido a los sucesivos fracasos del régimen israelí en Gaza y a la incapacidad de lograr los ambiciosos objetivos de los sionistas», afirmó.

El embajador Akbari denunció que «el ataque israelí contra el consulado iraní muestra la realidad de la entidad sionista, que no reconoce ninguna ley internacional y hace todo lo inhumano para conseguir sus objetivos».

Hamás condenó el ataque «en los términos más enérgicos» y afirmó que suponía una «peligrosa escalada».

Rusia, a su vez, acusó a Israel de llevar a cabo un ataque «inaceptable».

El bombardeo del lunes se produjo tres días después de que el OSDH informara de otros ataques israelíes en Siria en los que murieron 53 personas, entre ellas 38 soldados sirios y siete milicianos del Hezbolá.

Fue el mayor número de bajas sufridas por el ejército sirio en ataques israelíes desde que comenzó la guerra entre Israel y Hamás en Gaza, indicó la oenegé.

Movimiento libanés Hezbolá afirma que bombardeo israelí en Siria será «castigado»

El movimiento libanés Hezbolá, respaldado por Irán, advirtió que Israel pagará por matar a altos mandos de los Guardianes de la Revolución islámica en un bombardeo el lunes contra el consulado de Teherán en Siria.

El bombardeo, atribuido a Israel en Damasco, «no pasará sin que el enemigo sea castigado y reciba venganza», declaró el grupo chiita libanés en un comunicado. El ataque israelí mató a siete miembros de los Guardianes de la Revolución, el ejército ideológico de Irán, incluido dos comandantes, señaló el cuerpo armado.

AFP/

Continuar Leyendo

Tendencia