Redes Sociales

Columnistas

Empresas exportadoras en la balanza del T-MEC

Publicado

el

Por Sara Canchola ( @sicanchola en Twitter)

A partir del primero de mayo de este año debieron estar listas las empresas de las industrias minera, automotriz, autopartes, aeroespacial y cemento, entre otras, que se consideran prioritarias en el T-MEC y por lo tanto deben cumplir con el acuerdo Laboral 23-A sobre la Representación de los Trabajadores en la Negociación Colectiva en México; así como con los Anexos 31-A y B del (Mecanismo Laboral de Respuesta Rápida).

Evidentemente como país nos interesa quedar bien al ser Estados Unidos y Canadá  los principales destinos de las exportaciones de México que en enero 2023 fueron (US$34,927M), y (US$1,263M), respectivamente según datos del INEGI.

Cada una de estas industrias cuenta con una basta cadena de suministro que también debe de estar en el entendido del cumplimiento de su empresa tractora, pues aquellas que las que no lo hagan pueden poner en riesgo el proceso de exportación.

Sobre todo las empresas exportadoras que son sujetas a certificaciones y auditorias. Todas deben de tener documentado el cumplimiento para los temas de libertad de asociación, requerimientos nacionales e internacionales y mecanismos de inclusión para evidenciar la aplicación de medidas sistémicas, además de asuntos de salud, seguridad, salarios, compensaciones, horas laborales, prevención de prácticas discriminatorias, así como para la prevención de prácticas de trabajo forzado, entre otras.

Se supone que para el 01 de mayo del 2023 deberían tener legitimados los contratos colectivos de trabajo y para ello ya sería necesario que conozcan bien los aspectos de la reforma laboral, con la finalidad de reducir el riesgo de denuncias, demandas y multas.

Por lo anterior es necesario que quienes administren a estas empresas cuenten con la implementación de sistemas de gestión efectivos, con indicadores de desempeño que puedan monitorearse para que garanticen el cumplimiento normativo y el de los principios y derechos fundamentales en el lugar de trabajo, con la finalidad de proteger a todo el personal propio y de proveedores o contratistas, dentro del alcance que tiene la empresa.

Que las condiciones laborales sean cada vez mejores y cumplan con las auditorias del sistema y del código de conducta que tendrán de parte de los clientes internacionales.

Sin duda apegarse a la Ley Federal del trabajo, Reglamentos y Normas Oficiales Mexicanas, así como tratados internacionales es lo que se espera para que el empresariado mexicano logre la debida diligencia, sin embargo existen muchas herramientas validadas por terceros que pueden servir de apoyo y guía para el cumplimiento de los compromisos que cada sector tiene con el país y con el TMEC.

Sara Canchola

Consultora en Responsabilidad Social y Sostenibilidad

linkedin.com/in/sara-canchola-86324235

www.vinfidem.com.mx

Continuar Leyendo
Clic para comentar

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Lourdes Encinas

STEUS decide levantar Huelga en la Universidad de Sonora

Publicado

el

El Sindicato de Trabajadores y Empleados de la Universidad de Sonora (Steus) ha decidido levantar la huelga en la Máxima Casa de Estudios con una votación mayoritaria de 778 votos a favor, 616 en contra y 8 votos nulos.

La secretaria general del Steus, Lourdes Rojas, anunció que durante una asamblea general se aceptaron los ofrecimientos realizados por la autoridad universitaria. Entre estos ofrecimientos se incluyen un aumento salarial del 9.11%, rezonificación del Isssteson, establecimiento de un fondo de ahorro del 2.00%, nivelación salarial con pago retroactivo para todos los niveles tabulares que estuvieron por debajo del salario mínimo general en el periodo del 1 de enero al 19 de marzo, restauración tabular y aumento en las becas para hijos de trabajadores con educación especial, que pasaron de 1900 y 1200 pesos a 3000 pesos.

Señaló que se revisa la parte jurídica del acuerdo, por lo que las instalaciones universitarias serán entregadas en las próximas horas, a más tardar, el día de mañana miércoles.

El regreso a clases en la Universidad de Sonora está programado para el próximo jueves, tras la finalización de la huelga que afectó las actividades académicas y administrativas en la institución.

Continuar Leyendo

Columnistas

La responsabilidad social, más allá de un distintivo

Publicado

el

Sara Canchola
Consultora en Responsabilidad Social y Sostenibilidad
linkedin.com/in/sara-canchola
Twitter @sicanchola
https://www.facebook.com/sara.canchola.9
www.vinfidem.com.mx

Desafiando la Responsabilidad Social: ¿Estamos a la altura como ciudadanos y empresas?
Hace unos meses, me cuestionaban sobre el estancamiento del tema de responsabilidad social. Se analizaba acerca de las acciones que como ciudadanos podríamos emprender para fomentar entre el empresariado esta práctica, además de cómo identificar aquellas que la incorporan en su operación.


Desde mi perspectiva, resulta evidente que nos encontramos lejos de ser ciudadanos socialmente responsables, y aún más alejados de alcanzar a ser una ciudad sostenible. La base para construir una comunidad con estas características radica en que cada individuo asuma desde el principio su responsabilidad. Solo así podríamos aspirar a contar con empresas que operen bajo el prisma de la responsabilidad social. Sin embargo, no todo está perdido, siempre existirán personas que creemos en la persistencia de los valores, tanto en lo personal como en lo laboral.


A nivel global y nacional, se disponen de diversos programas a los cuales tanto individuos como empresas pueden acceder. Estos programas facilitan la evaluación del nivel de desarrollo operativo de una empresa, permitiendo a cada entidad elegir aquel que mejor se ajuste a su giro y a aquello que desea medir. Todos estos programas son beneficiosos y ofrecen un respaldo significativo, siempre y cuando se implementen de manera adecuada y se les dé un seguimiento y medición apropiados.


En toda empresa hay personas que aspiran a mejorar continuamente y que aportan buenas ideas para trascender, lo que por ende permite el desarrollo de lugar donde trabajan. Estas personas son las que descubren las oportunidades que existen en la implementación de los programas disponibles, garantizando que sean realmente beneficiosos tanto para el negocio como para todos los involucrados.


En esta ocasión particularmente les compartiré acerca del que promueve el Centro Mexicano para la Filantropía, el Distintivo de Empresa Socialmente Responsable, conocido como ESR. Seguramente muchos de ustedes podrán reconocer este distintivo a través de un logotipo que distingue y acompaña la marca de algunas empresas reconocidas.


El objetivo de este programa es distinguir públicamente a todas aquellas empresas que independientemente de su tamaño han obtenido este reconocimiento, al demostrar la integración de un sistema que evalúa los resultados de sus iniciativas en lo social, ambiental y gobernanza en su estrategia empresarial.


A pesar de que el número de empresas inscritas ha aumentado a 2,321, este valor sigue siendo significativamente bajo en relación con el total de negocios registrados por el INEGI, que asciende a 5,541,076. Esta cifra representa menos del 1% de los negocios en el país, indicando que aún existe un amplio margen de mejora en la adopción de prácticas empresariales socialmente responsables.


Desde mi punto de vista, para construir una ciudadanía y empresariado genuinamente responsables es primordial reconocer que la responsabilidad social va más allá de una presea o logotipo. Cada paso que demos a nivel personal, o acción que concretemos en el ámbito laboral, contribuirá en el tejido de una comunidad sostenible.


En medio de constantes desafíos, siempre habrá individuos que de forma comprometida abogaremos por valores perdurables, recordándonos que la persistencia en la promoción de la responsabilidad social es esencial para construir un futuro más ético y sostenible.

Sara Canchola

Consultora en Responsabilidad Social y Sostenibilidad

linkedin.com/in/sara-canchola

Twitter @sicanchola

www.vinfidem.com.mx



Continuar Leyendo

Columnistas

Cómo saber qué le duele a nuestra empresa

Publicado

el

Por Sara Canchola

¿Alguna vez han sentido que “se les hace bolas el engrudo”, o que de plano no logran ver avances?, entonces les recomendaría ampliamente que regresen a los básicos.


Con volver a lo básico me refiero a que encuentren el sentido por el que fue formada la empresa, cuáles han sido las metas que se plantearon de inicio y en cuánto tiempo debieron haber sido cumplidas, de acuerdo con las proyecciones que hicieron.


Es normal y está bien que las metas se vayan actualizando, sobre todo si ya las hemos alcanzado, porque recordamos que los negocios necesitan irse transformando según cambien las necesidades del mercado.


Para tener claridad en los objetivos y que estos sean coherentes con la filosofía de la empresa, podemos utilizar algunas herramientas muy fáciles que nos ayudarán a planear y a dirigir de mejor forma al equipo de trabajo que nos acompaña.


Algo básico y que si lo hacemos bien no falla, es el conocido análisis FODA, donde en cuadrantes podremos describir Fortalezas (F), Oportunidades (O), Debilidades (D) y Amenazas (A), con lo que nos estaremos evaluando de forma interna y externa.

Así pues, lograremos ver cuáles son las cosas que hacemos bien, aquello que “nos duele”, lo que es o pudiera ser un riesgo para la empresa, es decir, un reto por el que será necesario trabajar para tener resultados y soluciones favorables, principalmente al corto plazo y donde todos los elementos que resulten de este ejercicio sean tomados en cuenta para desarrollar estrategias y toma de decisiones.


Es muy importante considerar que para alcanzar los objetivos y metas debemos planear y ejecutar actividades que logren desarrollar fortalezas, resolver las debilidades, explorar y explotar las oportunidades, así como identificar los riesgos para minimizarlos.


Y aquí está el pero: el FODA no lo hace solo el dueño, líder o gerente sino las personas claves e involucradas en la organización, ya que ellos mismos deberán hacer todo lo posible para que se logre el cumplimiento de objetivos y metas, por lo tanto, tendrán claro que el éxito es que todos remen para el mismo lado.


Entiendo que a veces suponemos que no es necesario hacer este tipo de ejercicios, dado que la empresa tiene “trabajo” y sigue operando, (normalmente apagando fuegos, con los bomberazos a la orden del día), creyendo que no necesitan marcar objetivos.


Aquí va otro pero: al final de la jornada nadie sabe y nadie supo cuál es el objetivo por el que están trabajando o estresándose tanto, nadie les ha dicho hacia donde va la empresa, el departamento en el que trabajan o ellos mismos como colaboradores, es decir, no tienen trazada la ruta.


Todo se puede mejorar, siempre hay herramientas que podemos usar para mejorar cada día y enderezar el camino.
¡Ánimo!

Continuar Leyendo

Tendencia