Al Minuto

Llama Secretaría de Salud a limpiar patios después de las lluvias

Hermosillo, Sonora, agosto 14 de 2018.- Ante las recientes lluvias que se han presentando en el estado, la Secretaría de Salud llama a la población sonorense a lavar, voltear, tapar y tirar el agua que se acumule en los recipientes de las casas para evitar criaderos del mosco transmisor del dengue, zika y chikungunya.

 

Gerardo Álvarez Hernández, Director General de Promoción a la Salud y Prevención de Enfermedades, agregó que otra medida que se debe realizar durante todo el año en los hogares es la limpieza de patios y maleza.

 

“La cantidad de agua que ha caído en los últimos días hace que se acumule con mucha facilidad en depósitos que tenemos de uso ordinario o que están olvidados en los patios, además, en Sonora tenemos calor, lo que hace que se acelere el desarrollo y crecimiento de las larvas de moscos”, explicó.

 

Comentó que el mosco Aedes aegyipti tiene la capacidad de crecer en los depósitos más pequeños con agua limpia o de lluvia, tales como latas, botellas e incluso en las corcholatas y las tapas de las botellas, por lo que pidió a las personas levantarlas y tirarlas de sus patios.

 

El recipiente donde se le da agua a las mascotas, señaló, se debe voltear boca abajo para tirarle el líquido, así como en el caso de las cubetas y botes, además, indicó, si se tienen macetas o floreros también se deben voltear para tirarles el agua porque en menos de una semana es posible tener la presencia de moscos.

 

La Secretaría de Salud en el Estado realiza acciones para combatir el mosco, enfatizó el funcionario, que incluye las fumigaciones y la colocación de larvicidas en los recipientes que se tienen en los patios de los hogares, llamada spinosad y mata la larva del mosco para que no se convierta en adulto.

 

“El mejor mecanismo de defensa contra el mosco en nuestra casa es lavar los depósitos, porque el huevecillo se adhiere a la pared y en cuanto cae agua hace que crezcan, también se deben tapar las llantas o los muebles que no usamos porque actúan como refugios para el mosco contra el calor y la lluvia, así como voltear y tirar lo que no sirva”, puntualizó.

 

En el interior de las casas también se pueden tener criaderos, dijo, tales como los floreros, cubetas, hoyas o las macetas en los porches donde se tiene agua acumulada, ya que el mosco busca lugares sombreados y le gusta estar dentro de los domicilios porque tiene el alimento cerca.