Al Minuto

Publicidad engañosa, común en servicios funerarios

México, 3 Jul (Notimex).- En momentos de tristeza por la muerte de un ser querido es fácil ser víctima de la publicidad engañosa de empresas de servicios funerarios y recibir un servicio diferente al contratado, de mala calidad, advirtió la Procuraduría Federal del Consumidor (Profeco).

Por ello, recomendó no firmar el contrato hasta leerlo detenidamente para saber los problemas a los que se pueden enfrentar si no se toman las precauciones.

En la Revista del Consumidor, el organismo destacó que es importante estar atentos a los servicios y productos que se reciben, porque hay ocasiones en los que se dan ataúdes sucios o usados o de menor calidad al que al que se pagó.

Subrayó que si en el contrato no se especifican las características del féretro, del vehículo y los kilómetros de distancia que comprenderá el transporte, al final del proceso el pago será mayor, por cargos adicionales, lo que afectará al bolsillo.

La Profeco recordó que las funerarias al igual que todos los proveedores de bienes y servicios están obligados por la Ley Federal de Protección al Consumidor brindar información o publicidad veraz.

Asimismo, aconsejó a no dejarse convencer para adquirir bienes y servicios de determinados negocios y si las funerarias tratan de hacerlo por medio de publicidad engañosa podrían ser sancionadas hasta por millones de pesos.

Advirtió que una publicidad engañosa frecuente es indicar precios con una cantidad específica, pero al solicitar el servicio, si se requiere de forma inmediata éste cambia al pagar, ya que lo consideran como un servicio “exprés”.

De ahí que resaltó que las compañías no deben condicionar de ninguna forma los servicios a futuro y obligar a los clientes a designar de manera anticipada al usuario o usuarios, tampoco están obligados a designar a un titular sustituto.

El organismo expuso que también existen proveedores que ofrecen descuentos en su publicidad, pero al consultar sus servicios en su página web o intentar contratar uno, en realidad su descuento es menor al ofrecido originalmente.

También muestran la conocida leyenda “cambios sin previo aviso”, lo cual también es engañosa, porque los proveedores de servicios funerarios, ya sea de uso inmediato o a futuro están obligados a registrar su contrato de adhesión a la Profeco.

Por ello, recomendó a los deudos que con el fin de evitar cobros excesivos se hagan acompañar de una persona de confianza y sobre todo no quedarse con una sola opción, además de solicitar factura o comprobante del servicio contratados para no ser víctima de un engaño.